Pasamos de nivel…Atalayuela

Este proyecto viene dado por la ilusión de un cliente con ganas de edificar algo distinto y relevante en un polígono industrial de una ubicación privilegiada pero de difícil salida comercial.
Quien conozca a Agustín, no dudará en calificarlo de mente preclara; es una persona con visión periférica, capaz de analizar un elemento y visionar a la vez todas las circunstancias que rodean al mismo.

17-taller-augi-2

 

11-aerea-tarde-baja

¿Cómo logramos vender un terreno industrial/terciario a las afueras de Madrid a un inversor internacional? La solución que se nos ocurrió es… construyéndolo. Proponiendo ideas ilusionantes de locales comerciales, naves industriales de diseño orgánico y amable, servicios públicos interesantes, hoteles, gasolineras… la sensación fue la de estar jugando con el innovador SimCity de los 80. Debíamos proyectar un sector de la ciudad con el suficiente interés como para crear un polo de atracción en el vacío actual y que se elevara entre todas las alternativas que ofrecía el mercado.