Una buena bala gastada. Colegio Las Eras, Soria

Por César Frías.

Que en Soria hay buena mantequilla y que hace un frío que pela, es sabido por todo el mundo. El arquitecto de este colegio no debía tenerlo tan claro, ya que edificó el colegio sin un espacio para que jugaran los niños los días más crudos del invierno.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Fue una suerte, ya que si no, no habríamos conseguido el encargo de esta pequeña, pero interesante obra de ampliación.

Con una planta en forma de estrella y con sólo unos muros de altura variable como argumento compositivo, se logró realizar una obra muy libre e interesante desde el punto de vista arquitectónico.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Las grandes ideas no abundan y para esta pequeña obra gasté una muy buena, arquetípica; válida para un museo, una vivienda o un pabellón de la expo.

El hecho es que ahí está y como padre, estoy orgulloso de él.